Por Ana Vicini

Estados Unidos 1238, en el barrio porteño de Monserrat y casi tocando Constitución. Allí, y aunque muchos lo recuerden como “el boliche de San Telmo”, funcionó Cemento.

Fue inaugurado la noche del viernes 28 de junio de 1985 por la pareja que en ese entonces conformaban Katja Alemann y Omar Chabán. Durante sus casi veinte años de existencia, desfilaron por allí gran parte de la escena y de la historia del rock nacional. En  su escenario debutaron en Capital Federal Los Redonditos de Ricota, pasaron bandas como Sumo, performances de La Organización Negra y de Batato Barea, por ejemplo. 

La trágica noche del 30 de diciembre de 2004, en medio  de un show y ante la confusión y la tragedia que se vivían en  República de Cromañon,  Cemento cerró para siempre sus puertas. 

Lisandro Carcavallo, nacido en Buenos Aires en 1987, es el director de Cemento, el documental, una producción con la que se propone dar testimonio del valor histórico y cultural del lugar que atravesó con el rock a varias generaciones.

13036379_714759781999126_862148699_o

¿Cómo y cuándo surgió la idea del documental?

La idea del documental surge a principios del año pasado; por la motivación de reivindicar, a mi entender, un lugar de contención cultural que lamentablemente hoy es un estacionamiento del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Las primeras entrevistas fueron con mi propia cámara y un micrófono, para luego sumarse los siete integrantes que hoy participan de este proyecto.

¿Qué significó personalmente para vos Cemento?

Es una parte fundamental de mi adolescencia, tal vez, fui la última generación que pudo pasar por ahí. Asistí constantemente durante los últimos cuatro años del establecimiento, vi bandas como Carajo, Catupecu, El Otro Yo, Mauma, Cadena Perpetua, Attaque. Verdaderamente Cemento es un ícono cultural para nuestro país.

¿En qué etapa se encuentra actualmente el proyecto? ¿Quiénes participan del mismo?

Nos encontramos en la etapa de post producción, cerrando detalles del guión, gráfica y sonido. Actualmente el equipo de trabajo se conforma por Leandro Chirico (Dirección de fotografía – cámara), Meche Magariños (Asistente de producción), Franco Medina (guion y asistente de producción), Leandro Sánchez (edición), Julia Pedulla (diseño de imagen), Mariano Mazzitelli (sonido directo), Javier Massola (post de sonido)y Florencia Carcavallo (cámara).

¿Es una producción íntegramente independiente o reciben algún tipo de apoyo estatal o privado?

El documental es totalmente independiente, todos trabajamos de forma desinteresada. Nuestra motivación radica en lo que estamos contando y en esta reivindicación que sentimos tan importante y necesaria.

¿Quiénes fueron entrevistados para la película?

Hasta el momento tenemos más de 70 entrevistados. El productor Alejandro Taranto, los periodistas Juan Di Natale,Bobby Flores, Carla Ritrovato y Mario Pergolini, Ricardo Iorio, Ciro Pertusi, Katja Alemann, Gabriel Guerrisi, Cristian Aldana, Walter Meza, Gaby Kerpel, Mosca de 2 minutos, Maikel de Kapanga, La Vela Puerca, Fernando Ruíz Díaz, Pil Trafa, Nekro, Miranda, entre muchos otros.

¿Qué testimonios, anécdotas y/o historias te resultaron más sorprendentes o movilizantes?

Me movilizó mucho el cariño, reconocimiento y respeto de los artistas para con Omar Chabán; si bien tenía conocimiento de esto, me sorprendió el nivel de agradecimiento hacia él.

¿Qué significa y qué dimensión creés que tiene o toma la figura de Omar Chabán, alma mater de Cemento, a través de los testimonios que fueron recogiendo?

No se puede hablar de Cemento sin hablar de Omar. Omar Chabán significa mucho en la escena cultural, sobre todo en la escena musical. Ofreció a las personas un espacio de contención donde  expresarse libremente y donde los artistas pudieron desarrollarse. Como gestor cultural su legado es innegable.

13016654_714761181998986_1620505638_o

¿Cómo realizaron la búsqueda y selección del material de archivo? ¿Qué pudieron encontrar?

Hoy en día el material de archivo con el que contamos se debe a una búsqueda intensa a través de redes sociales, contacto con mánagers, músicos y protagonistas de la escena que contaban con material visual. Realizamos una convocatoria a todas las personas para que, en caso que lo deseen, puedan aportar ya sea flyers, archivos de video o fotografías.

Encontramos muchos flyers, material inédito de varias bandas, recitales en vivo, performances y hasta un desfile de modelos.

¿Algo de ese material te llamó la atención especialmente?

Me sorprende la existencia de todo este tipo de materiales por su conservación, por el cariño de las personas que lo guardaron por tanto tiempo, sobre todo a la hora de ofrecerlo sin ningún tipo de interés y con mucha predisposición.

En el trailer de la película, en uno de los primeros testimonios, Carla Ritrovato refiere que: “hoy el público rockero se divide en el que estuvo o no estuvo en Cemento. El que no estuvo, nunca lo va a saber.” Esa afirmación, que es bastante real y sobrevuela siempre, ¿cómo impactó en vos y en tu trabajo de documentar y contar la historia del lugar, no sólo a los que no lo vivieron , sino también, a los que si y están marcados por la época? ¿Fue algo que tuviste en cuenta al meterte en el proyecto?

Definitivamente es así. Yo tuve la suerte de conocer el lugar más importante de nuestro rock. El aire y la mística que encerraba Cemento no la encuentro en otro lado. Para los que no pudieron ir, este documental es una forma de acercarlos a esa escena, a esa esencia. De mostrarles un pedazo muy importante de nuestra historia para entender parte de nuestro legado musical y cultural.

Para mí es un desafío enorme, más que nada porque tiene un nivel emocional que todavía me sigue sorprendiendo y porque esta reivindicación también supone y exige estar a la altura de la misma. Por eso es una responsabilidad muy grande.

¿Qué significa para vos Cemento en la historia del Rock Nacional?

Cemento es, sin dudas, uno de los lugares más increíbles que conocí en mi vida.  Me hizo enamorar de la escena del rock y conocer muchísimas bandas que al día de hoy sigo escuchando. Ciertamente, y estoy convencido de esto, fue la usina más importante de nuestro Rock.

Join the conversation! 2 Comments

  1. Amaba ir todos los fines de semaba a cemento , ya q parabamos en el obelisco con los punk , q epoca , marco mi vida .

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Yo conocí Cemento. A pesar de vivir en Rosario, Cemento era una visita obligada cada vez que estaba en Capital. Fui como público (vi allí un par de veces a Sumo, una a los Redondos y a varios más) y también estuve con la intención de llevar bandas rosarinas a tocar allí, dónde fui escuchado y respetuosamente atendido por Omar Chabán. Altri tempi. Mi recuerdo para él.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Cine, Entrevistas, Música

Etiquetas

, , , , , , ,