Por Ana Vicini

Hoy a las 19.30, en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), inaugura la 27ª Muestra anual itinerante de Fotoperiodismo de la Asociación de Reporteros gráficos de la República Argentina (ARGRA).

Las imágenes de esta nueva edición, tomadas durante 2015 por miembros de la Asociación, son un testimonio del compromiso de los reporteros gráficos en reflejar la realidad cotidiana y constituyen mosaicos que conforman un mural visual para repasar  la Argentina.

La edición de este año cuenta con la participación de seis reporteros de la ciudad, Celina Mutti Lovera, Héctor Río, Marcelo Manera, Pancho Guillén, Matías Sarlo Franco Trovato Fuoco, cuyos trabajos podrán verse de jueves a domingo en el horario de 17  a 21, hasta el 27 de noviembre.

Matías Sarlo comenzó su carrera en el 2007 en el diario El Ciudadano, trabajó para Crítica y La Capital, hasta el 2013 año en que comenzó a desempeñarse de manera independiente. Participa de la muestra con cuatro retratos de estudiantes de la Escuela Orquesta del barrio Ludueña. “Trabajo hace algunos años con los chicos de la escuela porque me interesa la experiencia. En principio,  lo comencé por iniciativa propia, luego se publicó en la revista cultural 32 Pies y finalmente la fundación The Open String me pidió que continúe el trabajo para su archivo.”, recuerda Sarlo. Para el fotógrafo, la exposición ya se encuentra instalada en el calendario anual de grandes muestras en Argentina, y es un ámbito que permite mostrar los trabajos de manera diferente a lo que habitualmente estamos acostumbrados a ver en los medios gráficos o internet. Agrega que este año, especialmente, hay muchas fotos que retratan la política nacional porque el 2015 estuvo marcado por las elecciones presidenciales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

fotos expuestas de Matías Sarlo

Según Franco Trovato, el comité editor pudo sintetizar un período que se vivió con una inusitada intensidad política, social y cultural y considera que el resultado es una muestra que permite experimentar múltiples estados, alegría, tristeza, tensión, rabia, empatía o preocupación. “Nuestras fotos no tienen por qué agradar, no tienen que procurar si o si un placer estético, pero si tienen que suscitar una emoción. La fotografía de prensa tiene que movilizar al lector en su fibra íntima y tiene que ser un lugar de memoria.”, señala el reportero que comenzó en 1999 como colaborador del periódico El Eslabón y desde 2013 es socio de ARGRA. En la muestra hay dos fotos de su autoría. Una es de marcha del orgullo LGBT en Rosario. La imagen refleja la lucha del colectivo LGBT por el fin de la violencia patriarcal. “En la foto se ve a la activista Irene Ocampo, y en su mirada se puede apreciar la intensidad de aquel grito y la dignidad del reclamo. Creo que es una foto que refleja un poco ese dicho de que mujer bonita es la que lucha.”, detalla Trovato. “La segunda imagen es una foto sobre la muerte, sobre cómo se muere en las grandes ciudades, es una foto en la que la soledad es el elemento imperante. Creo que muestra el desprecio por la vida y la violencia que nos rodea cotidianamente.”, agrega.

15025325_2138872839671413_3059107869575263934_o

Montaje, foto Argra Rosario

Para ambos profesionales, el trabajo del reportero gráfico se encuentra en un momento de transición por la aparición y el cruce con otras tecnologías, sumado al hecho del cierre, en el último año, de muchos medios. “Lo que más me interesa de este período es el cruce con otros lenguajes como el audiovisual, el sonoro y la posibilidad que tenemos con las tecnologías de experimentar. Quizá tenemos que olvidarnos de la práctica de la profesión tal como la conocíamos y abrirnos, estudiar más, incorporar la autogestión, unirnos con otras personas para generar contenidos más elaborados y profundizar en temas que no están fotografiados, dejar de lado la agenda mediática y trabajar a largo plazo en la medida que se pueda.”, explica Matías Sarlo.

Por otro lado, Franco Trovato señala que: “La democratización del medio, el hecho de que hoy casi todas las personas lleven una cámara encima nos obliga a los profesionales a dar lo mejor de nosotros. Estamos obligados a diferenciarnos cualitativamente del resto de la gente que transita su vida con una cámara a cuestas. Esta diferencia tiene que pasar por una búsqueda personal, por implicar en cada imagen la propia identidad, los reporteros no nos podemos quedar en el mostrar lo que sucede, tenemos que narrar con imágenes lo que vemos y lo que sentimos cuando vemos lo que vemos. Nuestra subjetividad, nuestra firma impresa en la carga emotiva de cada imagen es lo que nos diferencia del fotógrafo ocasional.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Recomendados

Etiquetas

, , , , , , ,