14 diciembre, 2016

Cultura somos todos

Por Ana Vicini

La Asociación de Revistas culturales independientes de Argentina (AReCia) nuclea a más de 200 publicaciones gráficas y digitales de todo el país que, aun sin contar con una legislación que promueva al sector, generan contenidos que tienen un enorme reconocimiento y que aseguran una comunicación plural y democrática, además de construirse como una verdadera voz federal.

En septiembre de este año, en la asamblea que se realizó en el Circuito Cultural Barracas, en Capital Federal, quedó formalizado el nodo Rosario, integrado actualmente por casi una veintena de revistas culturales independientes de la ciudad.

A través de una inquietud continua sobre la problemática que enfrentan las publicaciones autogestionadas, la asociación viene dando una fuerte pelea por una ley que proteja, fomente y jerarquice la edición gráfica autogestiva que se encuentra especialmente amenazada a partir de la actual coyuntura política, económica y social.

Parte de esta lucha está reflejada en el proyecto de ordenanza para el fomento de las revistas culturales de la ciudad impulsado por la concejal Norma López, que actualmente se encuentra en estudio en la Comisión de Presupuesto del Concejo Deliberante.

Mañana, jueves 15, AreCia convoca junto a distintos sectores que reúnen al teatro independiente de la ciudad, -que también reclaman una normativa de fomento para la escena independiente- a una marcha en apoyo al pedido de aprobación de dicha ordenanza. La misma, partirá a las 17 desde Plaza Pringles hasta el Concejo Municipal.

Una de las referentes de AreCia Rosario es Liliana González, integrante de la revista Inquieta

15541385_1227825190637464_3203854167446005720_n

¿Cuándo y cómo fue que empezaron a trabajar el proyecto de ordenanza? ¿Cómo se dio el vínculo con la concejal Norma López?

Veníamos participando en AReCia con el proyecto de Ley a nivel nacional, en una ocasión llegamos al Concejo y nos reunimos con ella para ver si era posible hacer una declaración de interés para nuestra revista y de paso le comentamos la problemática por la que atravesaban la mayoría de las publicaciones independientes y la falta de legislación en todos los niveles. Fue una sorpresa muy grata encontrar tanta receptividad y colaboración para sacar el proyecto a la luz. Así fue que generamos un hecho muy importante, comenzar a nuclearnos, tanto los que hacemos revistas gráficas como digitales. Fue un encuentro necesario, enriquecedor, muchos estábamos asociados a AReCia y sin embargo no nos conocíamos ni sabíamos que estábamos atravesando por las mismas dificultades. Existe una deuda del Estado con nuestro sector, si los legisladores pueden dimensionar que la actual crisis socioeconómica es devastadora para nuestros proyectos podrán comprender la urgencia de contar con una ordenanza que reconozca nuestros derechos hasta ahora postergados.

¿Cuáles creés que son los puntos más relevantes o urgentes del proyecto?

El proyecto busca fomentar formas de comunicación que son parte del patrimonio cultural de la ciudad. Nuestras publicaciones contribuyen a la diversidad y pluralidad de voces, pero hasta ahora el estado no lo reconoce salvo en casos aislados, y nosotros planteamos que debe ser reconocido el sector, en forma colectiva, es por eso que proponemos una ordenanza que crea un registro que nos permitirá contar con datos precisos de las publicaciones que se producen en nuestra ciudad y que crea un fondo destinado a subsidios para inversiones y para fomentar nuevos proyectos de publicaciones autogestivas. Se proponen líneas de crédito a través del Banco Municipal con bonificación de tasas. Y además, plantea la distribución de la pauta oficial, respetando criterios de equidad. El proyecto también incluye la difusión y promoción de las producciones independientes y autogestivas de comunicación cultural en los espacios culturales y públicos de la ciudad.

¿ En qué instancia se encuentra actualmente?

Fue aprobado por la comisión de Cultura del Concejo Municipal, con el consenso de los concejales que la integran: Marina Magnani, Caren Tepp, Carola Nin, Carlos Cardozo, Celeste Lepratti, María Eugenia Schmuck y María Fernanda Gigliani, pero esto sucedió hace más de dos meses, a partir de ese momento está en manos de la Comisión de Presupuesto, necesitamos que esta comisión lo apruebe para estar más cerca de contar con la ordenanza. Son tiempos de urgencias para nuestro sector, la ordenanza es una herramienta imprescindible para evitar quedarnos sin valiosas producciones culturales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Sin categoría